Frigerio les tiró la presión a los gobernadores.

En la previa de la reunión del Consejo Federal de Energía que se realizará hoy en el Palacio de Hacienda, el ministro señaló que las provincias deben asumir costos para aliviar las tarifas. "No está escrito en ningún lado que solamente sea el Gobierno nacional el que tenga que cuidar a los sectores más vulnerables en el tema tarifario", desafió Frigerio.

"No está escrito en ningún lado que solamente sea el Gobierno nacional el que tenga que cuidar a los sectores más vulnerables en el tema tarifario", se despachó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en la previa de la reunión del Consejo Federal de Energía que se realizará hoy en el Palacio de Hacienda, en la cual el Ejecutivo buscará descargar parte de la responsabilidad de los tarifazos en los gobiernos provinciales.

El encuentro lo encabezará el cuestionado ministro de Energía, Juan José Aranguren, que esta mañana viajó al yacimiento Vaca Muerta junto al presidente Mauricio Macri, y Frigerio adelantó la negociación que pretende el Ejecutivo: bajar la carga tarifaria a partir de una reducción de la carga impositiva provincial.

Frigerio confirmó que la intención será "ver cómo en conjunto con las provincias se encuentra una solución al tema, no solo en la tarifa de gas sino también en la tarifa eléctrica" y continuó en tono negociador: "Queremos ver en la reunión de hoy qué predisposición hay por parte de las provincias independientemente del color político que tengan, de aportar soluciones a un problema grave".

Pero el ministro, en diálogo con Mitre, adelantó la carta que jugará el ministro Aranguren para sostener los aumentos planificados hasta el fin del mandato de Mauricio Macri: "En la carga impositiva sobre la tarifa eléctrica por parte de las provincias y los municipios en algunos casos recargan hasta un 25 por ciento, lo que termina pagando el usuario" y agregó: "Lo mismo con la tarifa social, no está escrito en ningún lado que solamente sea el Gobierno nacional el que tenga que cuidar a los sectores más vulnerables en el tema tarifario".

Frigerio también marcó el tono de la propuesta del Ejecutivo: "Cuando uno compara el 2015 con el 2018, el incremento de recursos que se transfieren a las provincias va a ser del 100 por ciento Eso implica también que las provincias vayan asumiendo mayores responsabilidades", advirtió.

Mientras se mantienen las negociaciones para paliar el impacto político del tarifazo, en la previa de otro miércoles en el que la oposición intentará llevar el reclamo nuevamente a la Cámara de Diputados, Frigerio volvió a confirmar que los aumentos continuarán hasta en un hipotético segundo mandato de Macri. "Recién a los seis años de gestión vamos a poder terminar con el tema de los subsidios energéticos, vamos a llegar al costo de producción de la energía en la tarifa", confirmó el ministro el plan Aranguren de aumentar los precios y transferirlos a los usuarios.

Además, el ministro volvió sobre el argumento de que la Argentina es el país con mayor consumo energético en la región "por lejos" y emparentó la necesidad de reducir esos niveles con "el cuidado del medio ambiente". El periodista Marcelo Longobardi retrucó esa postura y remarcó que la preocupación pasa por la inflación y no por el medio ambiente.

"La inflación la estamos bajando", aseguró el ministro, algo que también fue cuestionado por el periodista, aunque Frigerio insistió en el convencimiento de que las medidas que el Gobierno está tomando permitirá llegar a 2019 con una suba de precios que "va a rondar el dígito, va a tener que rondar el 10 por ciento". Respecto del fuerte aumento de precios del primer trimestre, que ya descarta la proyección del 15 por ciento prometida por el Gobierno, Frigerio sostuvo que las mayores causas son "el tema tarifario, la sequía y el aumento de ingresos brutos".