San José del Rincón prohibió el uso del glifosato

El Concejo municipal de la localidad que está a media hora de la capital provincial aprobó por unanimidad una ordenanza que impide el uso del herbicida en todo el territorio. El Ejecutivo tiene diez días para analizarla. La normativa se basó en un proyecto de organizaciones ambientalistas

Santa Fe avanza en sentar un precedente en la batalla contra el glifosato. Después de la ordenanza aprobada por unanimidad en Rosario en diciembre y cuestionada por grupos empresariales, San José del Rincón se sumó a la cruzada contra el herbicida. La semana pasada el Concejo Municipal de esa localidad votó por unanimidad la prohibición en toda la localidad. La normativa se basó en un proyecto presentado por la ONG Paren de Fumigarnos y otras organizaciones ambientalistas. Aún no fue reglamentada por el Ejecutivo. Tienen 10 días para analizar la norma.

“La ordenanza prohíbe el uso de glifosato hasta 1.500 metros de distancia entre la zona de siembra y la urbanizada. Si bien no tenemos muchas hectáreas dedicadas al cultivo, la normativa sienta un precedente para la región”, explicó a El Ciudadano Livia Simbrón, la presidenta del Concejo.

El texto que busca ser reglamentada llegó a los ediles de la mano de la concejala María Teresa Facino a partir de un proyecto de la Multisectorial Paren de Fumigarnos y otras organizaciones ambientalistas. Simbrón explicó que la zona de cultivo está a la altura del kilómetro 9 de la ruta nacional donde se cosecha frutilla, zapallitos y berenjena. Los terrenos se alquilan por temporada.

“A partir del Procrear se construyeron muchas casas y la zona urbanizada se acercó a la de siembra. En los últimos 10 años mucha gente de la ciudad de Santa Fe se mudó acá porque hay mucha naturaleza y está cerca de la capital”, explicó la edila.

Simbrón dijo que el mayor problema está en las localidades pegadas de Arroyo Leyes y Santa Rosa de Calchines. Su hija vive en Arroyo Leyes, a 300 metros de una zona de plantación de frutillas, y la familia está preocupada por el uso del herbicida. “Cada vez que fumigan ella cuenta que sienten picazón en la piel y la garganta irritada. Tengo una nieta de tres años y las familias vecinas están preocupadas”, contó.

El intendente Silvio González explicó que aún no fue notificado de la ordenanza pero que está a favor de restringir o evitar la fumigación con el herbicida.

“Es un problema que venimos tratando y analizando desde hace años. Tenemos una zona que históricamente fue suburbana con un alto índice de producción agropecuaria que empezó a urbanizarse. Sabemos que hay pocas zonas donde se fumigue con estos productos”, explicó González. El mandatario dijo que analizará en detalle la ordenanza.