Un puente hacia la muerte.

Un puente peatonal en construcción se desplomó en Miami, Estados Unidos, sobre la transitada Calle Ocho de esa ciudad balnearia. Ocho autos quedaron atrapados bajo la estructura y ocho personas fueron trasladas al hospital. Se confirmó la muerte de una persona, aunque no descartan que haya más.

Los equipos de rescate aún trabajaban en la búsqueda de víctimas bajo la estructura de 950 toneladas, que había sido montada el sábado pasado para conectar en un futuro el barrio de estudiantes Sweetwater con la Universidad Internacional de Florida (FIU). Mientras continúan las tareas de remoción de los escombros, la Policía estimó que el número de víctimas fatales se elevaría a al menos seis personas, según publicó el Miami Herald.

En un primer momento, medios locales, que citaban a la Patrulla de Carreteras, aseguraron que había "varios muertos", pero el Departamento de Bomberos sólo informó sobre "múltiples pacientes heridos", mientras continuaba las tareas de rescate con una dotación de 100 bomberos asistidos por las policías locales y la agencia estatal de control.

Hasta el momento, solo se confirmó oficialmente una víctima fatal por el accidente, cuyas causas aún se desconocen, pero se descartaba que se trate de un atentado. La pasarela central de la construcción de 950 toneladas y 53 metros de longitud había sido montada el sábado pasado y estaba proyectada para conectar el complejo de edificios de apartamentos de estudiantes situados en el suburbio de Sweetwater, en los que viven alrededor de 4000 alumnos, con el campus principal de FIU.

La obra presupuestada en 14,2 millones de dólares debía resistir los fuertes vientos que enfrenta la ciudad costera del este de los Estados Unidos en época de huracanes. Sin embargo, a pocos días de haberse montado se desplomó sobre la popular Calle Ocho en la intersección con la Avenida 109. La construcción del puente comenzó en la primavera del año 2017 y se esperaba que concluyera a comienzos de 2019. La obra utilizaba un método acelerado de construcción luego de que el pasado verano muriese atropellada una estudiante al cruzar la misma sobre la que cayó la estructura.

"Estamos conmocionados y entristecidos por los eventos trágicos que se han producido en el puente peatonal FIU-Sweetwater. En este momento todavía estamos implicados en los esfuerzos de rescate y recopilación de información", lamentó la universidad.