"Están alimentando una caza de brujas"

Tras la divulgación de la cantidad de personas que participaban en la producción del programa Ronda de editores, la conductora del ciclo que se emitía por la TV Pública entrevistó al titular de Medios, Hernán Lombardi, quien se escudó en el argumento de “la transparencia” para justificar lo que María O’Donnell calificó como “una caza de brujas”.

El contrapunto se produjo ayer en Radio con vos, durante el programa Tarde para mañana, también conducido por O’Donnell, quien le reprochó al funcionario público el “uso discresional de algunos datos”, que daban la pauta de “cierta persecución, según la conveniencia”, y recordó los casos de la meteoróloga Nadia Zycenko y del cocinero Guillermo Calabrese, la primera despedida y el segundo sancionado por haber calificado como “el hit del verano” la melodía con la que se insulta al presidente de la Nación en las canchas de fútbol y diferentes lugares públicos.

"Ustedes me conocen –comenzó afirmando la conductora- y saben que yo trato de no discutir cuestiones personales cuando de política se trata, pero como esto salió a la luz, prefiero que quede claro en público también cómo empezó esta cuestión: yo durante dos años hice en la TV Pública un programa que fue Ronda de Editores. Parece que Hernán Lombardi dijo en un programa que para ese programa trabajaban 55 personas. Esto generó una enorme cantidad de tuits con el dedo acusatorio planteando que esto es un despilfarro de las arcas públicas del cual yo soy la responsable”.

Durante la entrevista, Lombardi se defendió diciendo que estaba “orgulloso” del programa que se emitía los domingos por la noche, le propuso a O’Donnell la continuidad del ciclo, y aunque aclaró que la conductora cobraba menos de lo que podría cobrar en los medios privados, O'Donnell respondió que compartía “la preocupación” de su colega Ernesto Tenembaum acerca del “uso discresional” de ciertos datos. “Entonces le saco el sueldo a Nadia, le saco el sueldo al cocinero...”, añadió.

Lombardi se volvió a defender afirmando que “en muchos casos, en la TVP ha habido un aprovechamiento brutal de los fondos del Estado”. “Si ustedes están queriendo discutir con los sindicatos cuestiones que tienen que ver con cuántas horas trabajan, cómo se pagan las horas extra… la señalización particular, una por una es un método bastante perverso (…) ¿Son fondos públicos? Entonces publiquen los sueldos de todos en una página web”, desafió la conductora, quien denunció “la difusión de información selectiva termina siendo una caza de brujas que ustedes están alimentando. Ustedes están generando la sensación de que son todos unos chorros dentro del canal”.