Los obreros cortan Ruta 33 y esperan una respuesta.


Este jueves, minutos después de la hora 9, más de 250 trabajadores de Vassalli comenzaron con cortes intermitentes sobre Ruta Nacional 33. La medida surgió luego de que el miércoles, en el Ministerio de Trabajo, la empresa ratificó su decisión de abonar el salario de enero con dos cheques a cobrar en marzo y abril.

“Hay compañeros que no pueden pagar los alquileres y le están por cortar de luz”, señaló el secretario general de la UOM, Diego Romero. Los obreros subieron a la ruta a la altura de la planta Nº1 (cerca de los cruces de las rutas 33 y 93) y se desplazaron hacia la Planta Nº2 (ruta 33 y Alte. Brown, frente a las oficinas), donde permanecerían hasta las 15 horas, realizando cortes intermitentes.

La audiencia del miércoles pasó a un cuarto intermedio y mañana (viernes) volverán a verse las caras en el Ministerio de Trabajo. “Si mañana no hay una respuesta, el lunes volveremos a realizar una medida de fuerza”, aseguró el titular de la UOM.

En este contexto, ayer, la empresa colocó un cartel -que luego retiró- señalando que a raíz del “conflicto suscitado” la empresa permanecería “momentáneamente” cerrada. “Sentimos que fue una burla, la empresa siempre está redoblando la apuesta”, consideró Romero en relación a los letreros colocados por la patronal en algunos lugares de la fábrica.

Además planteó que de la fábrica “salen máquinas” y para los trabajadores no hay plata. Al respecto, el secretario de la UOM pidió el respaldo del gobernador Miguel Lifschitz para encontrarle una salida a este conflicto.

Sumado a esto, aconteció otro hecho que acrecentó el enojo de los operarios y que desnuda una actitud conflictiva de la parte de la conducción de la empresa. En la mañana de hoy, estaba previsto que los trabajadores que, semanas atrás, acordaron un retiro voluntario cobren una primera parte de ese acuerdo. Sorpresivamente, cuando llegaron a buscar sus cheques a las oficinas de Vassalli, estos no estaban disponibles porque no estaban firmados.