Así usurparon los Triaca la casa de su ex empleada. Puerta forzada, cerradura cambiada y efectos per

A raíz de nuestras dos notas sobre el grave hecho de empleo en negro, despido injustificado y sin indemnización, en el que se vio envuelto el actual Ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, el hecho se nacionalizó en los medios y su hermano Carlos Triaca, salió a justificar, de alguna manera, los hechos que son por más elocuentes y tiene una carga probatoria que aleja cualquier duda, inclusive por las propias palabras del Ministro cuando alude al despido, en un evidente maltrato a su antigua empleada, asistente full time en su quinta de la Panamericana y casera del predio.

Carlos Triaca ha reconocido (¿Cómo no hacerlo?) en Canal 24 en el programa de Rolando Graña, que es la voz de su hermano, pero lo justificó diciendo que “no es su temperamento habitual”. No obstante, a pesar de las causales que pudiera haber obrado para despedir a la señora Sandra Heredia, la forma y la violencia verbal ejercida por el funcionario del ministerio nacional, es inadecuada, improcedente y no corresponde a una persona con sentido común a la hora de tomar una decisión de este tipo y más bien fundamenta los dichos de Heredia, cuando advierte que lo hace con enojo y desprecio por los años que ella trabajó junto a él y toda su familia.

Carlos Triaca, además, tratando de justificar el despido de Sandra, dijo que “habían faltado varias cosas del lugar” y dio a entender que Sandra Heredia era una ladrona, aunque evitó llamarla así y reconoció que no hubo denuncia al respecto. Por este motivo, volvimos a entrevistar a la mujer quien negó todas las acusaciones en su contra y ratificó cada una de los argumentos que dio en nuestras notas anteriores. Pero como forma de corroborar y afirmar sus dichos, nos envió las fotos que sacó con el celular, el día que concurrió a su casa (dentro del predio de la quinta) y la habían usurpado, habían forzado la cerradura con una palanca, rompiendo la puerta y tras ello cambiaron la cerradura.

“Cuando llegué para sacar mis cosas, me acompañaron dos guardaespaldas de Jorge, que son del Ministerio y en el momento de llegar a la puerta vi que estaba rota, forzada y además, me habían cambiado la cerradura. Cuando entré a mi casa, además de faltarme cosas, mis efectos personales y ropa estaban en bolsas negras tiradas en el piso”, relató Sandra quien aportó las fotos tomadas en el momento y que OPI reproduce en este artículo.

Heredia reconoció, como lo hizo en las notas anteriores, sentirse humillada ante tamaña acción de parte de quienes, aseguró “no esperaba que tomaran una medida de este tipo conmigo, que les he sido fiel, respetuosa y reservada durante años. Me banqué que desde el 2012 a octubre del 2015 me pagaran en negro, que 21 días antes de las elecciones Jorge me blanqueara por algo más de 7 mil pesos y el resto me lo pagara en negro y ahora, Carlos Triaca sale a decir que yo era empleada de él y “me pagaban en blanco” y eso es una absoluta mentira; tengo pruebas de lo que digo”, enfatizó la mujer quien agregó “tampoco esperaba que para justificarse por lo que hicieron mal me ensucien diciendo que yo robé o que tengo problema psicológicos, como refirió Carlos, cuando todos los que me conocen saben que no es así. Jamás toque nada, nunca los defraudé y si así hubiera sido ¿Por qué no hicieron la denuncia?. Ellos me despidieron con un insulto, me violaron mi casa, mi intimidad, no me dieron ningún preaviso ni de despido ni de desalojo y encima, ahora me ensucian. No están a la altura que yo siempre creí que estaban, después de tantos años de trabajar con Jorge, quien debiera contar todo lo que lo ayudé y las confidencias que compartí, porque siempre fui una persona de su entera confianza. No puedo creer que me paguen así”, reflexionó la ex empleada.

Hasta el momento, el Ministro de Trabajo Jorge Triaca no ha salido a dar ningún tipo de explicaciones. El “vocero” es su hermano, quien se está haciendo cargo de justificarlo en todo y en realidad, esto aparenta una avanzada para despegar al Ministro de todo este asunto..