Cerró la revista El Gráfico

Torneos anunció hoy el cierre de la publicación, que ahora se había transformado en un mensuario. Allí escribieron Borocotó, Panzeri, Ardizzone y Juvenal, entre otros.

El Gráfico, aparecida en mayo de 1919, termina su casi centenaria historia con el ejemplar de enero. La empresa Torneos decidió el cierre de la revista, que deja sin trabajo a veinte personas entre periodistas, diseñadores y administrativos.

“Torneos lamenta informar que ha decidido discontinuar la versión impresa de la revista El Gráfico. Esta triste decisión se basó en un contexto de decreciente consumo de medios impresos que ha afectado a nuestra revista”, informó la empresa editora en un comunicado, en el cual agregó que “está analizando otras alternativas para que El Gráfico pueda seguir generando contenidos e información fuera de su formato tradicional”.

Constancio Vigil fundó la revista en 1919, el mismo año en que la Editorial Atlántida creó la revista infantil Biliken. La revista deportiva fue la más leída y vendida en América latina. Félix Daniel Frascara y Ricardo Lorenzo “Borocotó” fueron sus directores en los dorados años 30, 40 y 50. Por aquella época, en forma circunstancial, El Gráfico fue la primera publicación del mundo en darle cabida en sus páginas a un joven argentino que recorría América latina en una motocicleta: Ernesto “Che” Guevara.

Tras el retiro de la dupla formada por “Borocotó” y Frascara, Dante Panzeri se hizo cargo de la dirección. Duró tres años en el cargo, hasta que una noche de 1962, después de un clásico entre River y Boca, se negó a consignar en la revista la presencia de Álvaro Alsogaray en la platea. Renunció. Llegó Carlos Fontanarrosa, en plena ebullición del “fútbol-espectáculo” que pregonaban Antonio Liberti desde River y Alberto Armando desde Boca.

La revista contó con las firmas de Héctor Vega Onesime, El Veco, Juvenal, Osvaldo Ardizzone y Ernesto Cherquis Bialo. Con más de 4 mil números publicados, ya como mensuario, se encaminaba a cumplir su centenario. A cinco meses de la cita mundialista de Rusia, la empresa editora dijo basta.