Picaduras de insectos.

Durante el verano aumenta la circulación de mosquitos y el riesgo de transmisión del dengue, chikunguña y zika.

Durante el verano aumenta la circulación de mosquitos y el riesgo de transmisión del dengue, chikunguña y zika. La mejor forma de prevenir estas enfermedades es eliminar los criaderos de estos insectos.

Dengue: La mejor forma de prevenir el dengue, la fiebre chikunguña y el zika es eliminar todos los criaderos de mosquitos.

Como no existen vacunas que prevengan estas enfermedades ni medicamentos que las curen la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados). Estos recipientes deben ser eliminados.

Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan permanentemente debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos).

La fumigación no es suficiente para eliminar el mosquito. La aplicación de insecticidas es una medida destinada a eliminar a los mosquitos adultos que pueden transmitir estas enfermedades. Su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias ya que solo es recomendable en momentos de emergencia, y siempre debe ser acompañada por la eliminación de todos los recipientes que acumulan agua en las casas y espacios públicos.

También es importante prevenir la picadura del mosquito:

  • Colocando mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas.

  • Usando repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa con aplicaciones cada 3 horas.

  • Usando mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre.

  • Utilizando espirales o tabletas repelentes en los domicilios.

¡Todos podemos hacer mucho para prevenir el dengue, el chikunguña y el zika!

  • Evitando arrojar recipientes o basura en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua.

  • Manteniendo los patios y jardines desmalezados y destapando los desagües de lluvia de los techos.

  • Eliminando el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos, letrinas abandonadas y rellenando huecos de tapias y paredes donde pueda juntarse agua de lluvia.

  • Enterrando o eliminando todo tipo de basura o recipientes inservibles como latas, cáscaras, llantas y demás objetos que puedan almacenar agua.

  • Ordenando los recipientes útiles que puedan acumular agua, poniéndolos boca abajo o colocándoles una tapa.

  • Manteniendo tapados los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

  • Eliminando el agua de los platos y portamacetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa.

  • Manteniendo limpias, cloradas o vacías las piletas de natación fuera de la temporada.

  • Identificando posibles criaderos en los barrios para informar a las autoridades municipales.

  • Colaborando con los municipios durante las tareas de descacharrado o de tratamiento de recipientes con agua y facilitando el trabajo de los trabajadores municipales.

Leptospirosis: ¿Qué es?

La leptospirosis es una enfermedad producida por una bacteria que puede estar presente en la orina de ciertos animales como roedores, perros, vacas, cerdos, caballos y animales silvestres.

¿Cómo se transmite?

El contagio se produce por el contacto directo con la orina de un animal infectado, o con agua y/o ambientes contaminados con dicha orina. Dado que la bacteria sobrevive en lugares húmedos y protegidos de la luz, el riesgo de contraerla aumenta si se producen inundaciones o al desarrollar actividades recreativas en ríos, lagos, lagunas, arroyos (como nadar, pescar, acampar, o realizar deportes náuticos).

¿Cuáles son los síntomas?

La leptospirosis se manifiesta en principio como un cuadro gripal con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y malestar general. Luego se puede presentar una segunda fase de mayor gravedad. Si se han realizado actividades o tareas de riesgo, ante la aparición de estos síntomas es necesario consultar a un médico en forma inmediata, dado que esta enfermedad puede resultar mortal.

¿Cómo es el tratamiento?

El tratamiento incluye el uso de antibióticos, y es más efectivo cuando es administrado a partir de la primera semana desde el inicio de los síntomas. Dependiendo de la gravedad, puede ser oral o intravenoso. En algunos casos, el manejo de un paciente con leptospirosis grave requiere su ingreso en unidad de cuidados intensivos.

¿Cómo se puede prevenir?

  • Evitando la inmersión en aguas estancadas potencialmente contaminadas, y procurando que los niños no jueguen en charcos o barro. • Combatiendo los roedores –principales agentes de contagio- en domicilios y alrededores. • Utilizando guantes y botas de goma para realizar tareas de desratización, desmalezado o limpieza de baldíos. • Manteniendo los patios y terrenos libres de basura, escombros y todo lo que pueda ser refugio de roedores. En áreas rurales: • Ante la aparición de abortos en los animales de producción, es necesario consultar al veterinario. • Es importante usar siempre calzado al caminar sobre tierra húmeda, y botas altas en zonas inundadas o al atravesar aguas estancadas. • Usar y guantes cuando se realizan tareas de desmalezado y cosecha. • En zonas endémicas, vacunar a los perros y las vacas. Pará más información ir al sitio de enfermedades zoonóticas del Ministerio de Salud de la Nación.

Prevención Alacranes: La mayoría de los accidentes por alacranes, o también llamados escorpiones, se producen en el domicilio por lo cual las medidas de prevención deben estar orientadas a evitar el ingreso de los mismos a la casa y tener precaución en aquellos sitios donde podemos encontrarlos.

Protección personal Revisar y sacudir prendas de vestir, y calzados.

  • Sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebe o niño.

  • Tener precaución cuando se examinan cajones o estantes.

  • Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes.

Protección intradomiciliaria

  • Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios.

  • Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras

  • Colocar burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas.

  • Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos

  • Control de cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes

En el ámbito peridomiciliario

  • Realizar aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.

  • Efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos (arañas y cucarachas) que sirven de alimento a escorpiones.

  • Evitar acumulación de materiales de construcción, escombros, leña, hojarasca porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan. Evitar juntarlos con las manos.

  • Los alacranes pueden encontrarse en áreas rurales (debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos, cámaras subterráneas)

  • Pueden utilizarse aves de corral (patos, gansos, gallinas) como predadoras de los escorpiones

  • Como última alternativa y con asesoramiento especializado, se usará la aplicación de plaguicidas de baja toxicidad por personal entrenado.

Frente a eventuales picaduras, no realizar tratamientos caseros, aplicar hielo y consultar rápidamente al médico y en lo posible llevar el escorpión para ser identificado.

Nunca aplicar plaguicidas sin haber seguido primeramente las recomendaciones sobre los métodos de prevención en el ambiente habitado.