Consejos útiles para el verano 2017/ 18.

Otitis externa y Micosis.

Compartimos una serie de consejos para cuidar los oídos y la audición y prevenir, sobre todo en temporada estival, infecciones o inflamaciones.

Compartimos una serie de consejos para cuidar los oídos y la audición y prevenir, sobre todo en temporada estival, infecciones o inflamaciones como las otitis externas, al tiempo que instamos en evitar el uso de hisopos, porque contrariamente a la creencia popular, en lugar de limpiar el conducto auditivo, saca la capa de piel que lo protege.

Es importante transmitir a la población que no use los famosos hisopos porque traumatizan la piel que cubre el conducto auditivo. Al sacar precozmente la última capa de piel que protege ese conducto, éste queda mucho más vulnerable a que ingresen bacterias.

Además, si son portadores de cerumen (tapones de cera), lo terminan empujando al fondo del oído y su extracción es más difícil. Por ello las personas que son propensas a tener tapones de cera, deben acudir a su médico otorrino para que lo extraiga de forma adecuada.

En todo caso, para no quedarse con el oído húmedo después de una tarde de pileta o de playa, los especialistas aconsejan colocarse una gotita de alcohol que permite una rápida evaporación del agua que pudiera haber quedado en el conducto y no utilizar un hisopo.

Sobre las otitis externas “autoprovocadas”, es decir aquellas que se producen por efectuar maniobras con los dedos o las uñas, para sacar el agua. La otitis es una infección o inflamación de cualquier sección del oído causada por diferentes microorganismos. Existen dos tipos: la otitis media y la otitis externa. Esta última es la otitis del nadador, una inflamación del conducto del oído externo y del conducto auditivo externo. Se puede producir por la entrada de agua o por traumatismos.

El síntoma principal de la otitis externa es el dolor de oído, la sensación de oído tapado, picazón y a veces supuración del oído. Si aparecen estos síntomas hay que consultar enseguida al médico. La otitis media involucra el oído medio que está localizado detrás del tímpano. Es muy común en la primera infancia y en general, la causa es infecciosa.

¿Cómo se trata una otitis externa? Las otitis externas suelen tratarse con gotas para los oídos que contienen antibióticos y esteroides para reducir la hinchazón del canal auditivo. Es importante seguir correctamente las indicaciones del médico.

Micosis: Una de las consultas más frecuentes al dermatólogo en verano, son los distintos tipos de micosis u hongos. Los más comunes son los denominados pie de atleta, cuyo contagio se produce principalmente en las duchas de las piscinas. Para prevenirlos los dermatólogos recomiendan bañarse con las zapatillas puestas, y secarse bien entre los dedos, uno por uno. Si se tiene tendencia a tener hongos los especialistas recomiendan colocarse algún antimicótico

La Noticia, Primero irá desarrollando los conceptos vertidos por la Fundación Innovar.